El pasado viernes 17 de enero se presentó en Santiago de Chile la ruta eléctrica más ambiciosa de América Latina, la primera en el país, que unirá Chile desde Arica a Punta Arenas, con la instalación de 1.200 puntos de carga, con posibilidad de más de 1.800 conexiones para vehículos eléctricos.

Sin embargo, no será hasta dentro de 4 años (2024) cuando la ruta eléctrica esté al completo lista para su uso. Momento en el que se estima que haya más de 81 mil coches eléctricos en el país. Según los expertos, la ElectroRuta cubrirá más de la mitad de las necesidades infraestructurales de carga de energía con una inversión inicial que alcanza los 15 mil millones de dólares.

En el marco de este esfuerzo público -privado inédito participó como actor principal Autopista del Aconcagua, concesión chilena de Globalvia, que ya está trabajando en la instalación de cuatro electrocargadores en sus áreas de servicios.

Gastón Oróstegui durante su intervención

Este Plan de infraestructura Pública de E-Mobility irá de la mano de Enel X, quien organizó un evento de presentación de la ElectroRuta en el que Autopista del Aconcagua participó con un stand junto al resto de empresas firmantes de este acuerdo. Además, Gastón Oróstegui, Country Manager de Costa Rica y México y Gerente de Autopista de Aconcagua participó en la mesa de debate “La Electromovilidad es de todos, la otra mirada”. Según Gastón, “este hito es de suma importancia, gracias al cual estamos convirtiendo nuestras autopistas en Chile en un referente mundial”.

Globalvia Chile, comprometida con el medioambiente, seguirá avanzando con más proyectos innovadores en los que se permita y fomente un uso responsable de la energía eléctrica.

Stand de Globalvia en el evento